Menu

    A la hora de un almuerzo variado, las pechugas de pollo rellenas son una opción muy creativa y fácil de preparar. La mayoría de las personas creen que son muy complicadas, pero aquí te enseñaremos los secretos para hacerlas sin fallar. También, las estaremos acompañando con una salsa velouté y ensalada griega para darle mucha frescura a este plato. ¡Así que empecemos!

    Sirve: 4 personas
    Tiempo aproximado de elaboración: 1 hora

    Ingredientes

    Procedimiento

    Para las pechugas de pollo

    1. Comienza cocinando la espinaca, colócalas en un sartén a fuego medio con un poco de aceite de oliva y cocínalas hasta que la espinaca empiece a cambiar de color. Sácalas del fuego y guárdalas a un lado.
    2. Toma las 2 pechugas enteras y córtalas por la mitad, separando el lado izquierdo del derecho, de manera que tengas 4 piezas de pechuga.
    3. Con un cuchillo muy afilado, corta por el lado exterior de cada pieza de pollo. El lado exterior es el lado por el cual no estaban unidas las piezas. Corta como fileteando un pescado o un pan baguette, esto hará que las piezas de pollo sean más delgadas y las puedas rellenar. A esta manera de cortar las pechugas se le llama corte mariposa.

    Rellenando las pechugas

    1. Una vez todas las piezas de pollo estén cortadas en mariposa, las condimentas con la sal, la pimienta y los ajos triturados.
    2. Luego, coloca la espinaca en el interior de las pechugas junto a la albahaca finamente picada. Sujeta cada pieza de pollo y comienza a enrollarlas con mucho cuidado.
    3. Para poder sujetar las pechugas, toma un poco de hilo grueso de cocina y corta 4 pedazos del mismo tamaño. Toma 1 pedazo, enróllalo alrededor del centro de la pieza de pollo y haz un nudo para sujetarla. Repite el mismo procedimiento con todas las piezas de pollo.
    4. En un sartén a fuego medio, vierte un poco de aceite de oliva y agrega las piezas de pollo. Tapa el sartén por unos 10 minutos o hasta que las piezas de pollo empiecen a dorarse. Cuando esto suceda, destapa el sartén y dale vuelta al pollo para que se dore por todos lados. Repite este procedimiento hasta que el pollo quede dorado por completo.
    5. Una vez el pollo esté totalmente cocido (temperatura interna de 165 °F), saca las piezas y ponlas aparte. Baja el fuego al sartén y agrega el "heavy cream". Devuelve el pollo al sartén y déjalo cocinar a fuego bajo hasta que la salsa se empiece a espesar. Después de esto, retira el pollo del fuego y las pechugas estarán listas.
    6. Quita los hilos de las piezas de pollo y, si deseas, puedes cortar el pollo en medallones para que se vea el relleno del interior.

    Para la ensalada

    1. Corta los tomates, la cebolla, el pepino y el queso blanco en cubos medianos. Pon todo en un "bowl" y agrega las aceitunas negras.
    2. Condimenta con sal, orégano, pimienta y aceite de oliva.
    3. Mezcla todo muy bien y ponlo a refrigerar.
    4. A la hora de servir es mejor que la ensalada esté fría.

    A servir las pechugas rellenas y ensalada griega

    Sirve las pechugas de pollo rellenas con un poco de salsa por encima y acompáñalas con la ensalada griega. La ensalada originalmente utiliza queso feta, pero con la sustitución por queso blanco fresco queda muy bien. ¡A disfrutar!

    Si deseas conocer otras recetas de pechuga de pollo puedes ver este artículo: "Pechuga de pollo con marinada de miel, mostaza y limón, con guarnición de arroz blanco".

    pechugas de pollo rellenas

    Chef Andy Martinez Acerca del autor

    Ver más

    No comments